hombre-escribiendo-en-terapia.jpg
metodología
  • Al contratar los servicios de coach, o pupilaje literario, el tutor se pondrá en contacto con el autor para establecer cuáles son sus necesidades básicas y definir un plan perfectamente estructurado que dé pie a un compromiso de trabajo. Esto se hará por teléfono, a través de video conferencia o en una cita presencial.

  • El pupilaje podrá estar enfocado a una novela ya escrita y/o a una novela de nueva creación. En este segundo caso, el coach aportará herramientas para la búsqueda de ideas, tramas, documentación, etc.

  • El coach elaborará, en el plazo máximo de una semana, un plan de trabajo que considerará óptimo para alcanzar las metas del autor. Este incluirá los materiales teóricos y prácticos necesarios para potenciar las capacidades del autor, así como el presupuesto definitivo.

  • El autor aportará en cada sesión (que también quedarán establecidas en el punto anterior) un determinado número de páginas al tutor, que este le devolverá, corregidas y comentadas, en la siguiente sesión. No obstante, para el esclarecimiento de dudas puntuales, se podrá solicitar una consulta por teléfono o videoconferencia en cualquier momento.

  • Al finalizar el proceso de escritura, el manuscrito tutelado será sometido a una última lectura, en el que se practicará un servicio de corrección ortotipográfica gratuita.